El primer edificio ha sido financiado con fondos del empréstito del Banco Mundial, que albergará las aulas y laboratorios de Ingeniería Naval e Ingeniería Química, incluyendo el nuevo simulador naval. El segundo edificio cuenta con seis aulas y servicios para uso general de la Sede.